domingo, 3 de julio de 2011

TRIBUTO AL CÉSAR. Mt 22,15-22.

                        15 Se retiraron entonces los fariseos a elaborar un plan para cazar a Jesús con una pregunta.
16 Le enviaron a sus discípulos con unos partidarios de Herodes, y le dijeron:
                        - Maestro, sabemos que eres sincero y que enseñas el camino de Dios con verdad; además, no te importa de nadie, porque tú no miras lo que la gente sea.
17 Por eso, dinos qué opinas: ¿está permitido pagar tributo al  César o no?
                        18 Calando Jesús su mala intención, les dijo:
                        - ¿Por qué me tentáis, hipócritas?
19 Enseñadme la moneda del tributo.
                        Ellos le ofrecieron un denario
20 y él les preguntó:
                        - ¿De quién son esta efigie y esta leyenda?
                        21 Le respondieron:
                        - Del César.
                        Entonces les replicó:
                        - Pues lo que es del César devolvédselo al César, y lo que es de Dios, a Dios.
                        22 Sorprendidos al oír aquello, lo dejaron allí y se marcharon.


EXPLICACIÓN.

15 - 22. Los fariseos, observantes de la Ley, pretenden sacar a Jesús una declaración que lo desacredite ante el pueblo o lo haga prender por las tropas romanas. Se alían con los que apoyan el régimen de Herodes en Galilea, partidarios del poder romano (15-17). La introducción en Israel del tributo al César había provocado la rebelión de Judas el Galileo el año 6 d.C. Jesús denuncia su hipocresía (18). La pregunta renueva la tercera tentación del desierto (4,8-10). Esperan que se declare Mesías nacionalista. Ellos han hablado de "pagar/dar" tributo (17). Jesús habla de "devolver" (21): si quieren romper con el César, renuncien al beneficio económico que les viene de él y en el que basa su dominio; y renuncien también a la explotación económica del pueblo, que han robado a Dios. La ambición de los dirigentes, su amor al dinero, da pie al dominio romano y crea la injusticia en Israel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada